Archivo

Archive for the ‘Nepal’ Category

El ayuno de un día: teoría y práctica del ayuno

24 de junio de 2013 2 comentarios

La alimentación y el ayuno son como las dos caras de una misma moneda que es la nutrición integral. Aceptamos que es saludable no trabajar durante un día y medio a la semana, y durante cuatro o cinco semanas en el año para descansar y recrearnos (re-crearnos, crearnos de nuevo.) Aceptamos que es saludable dormir una tercera parte de nuestra vida, para que los músculos, glándulas y el sistema nervioso se recuperen de las actividades diarias. Pero ¿qué hay de la digestión?

Algunas personas no dan tregua a sus órganos digestivos: estómago, intestinos, hígado, páncreas y glándulas asociadas a ellos. No ha aparecido el hambre señalando que un proceso digestivo se ha completado, cuando ya le entregan una nueva comida para procesar. Así se acumulan reservas que no se necesitan, bajo la forma de obesidad, con sus secuelas de hipertensión, cardiopatías, diabetes, artrosis y depresión psíquica. También se acumulan depósitos lípidos intra-arteriales (cardiopatía isquémica, enfermedad cerebro vascular).

Como un esclavo de un amo tiránico, el aparato digestivo de muchas personas no tiene un sólo día de descanso, a veces ni tan siquiera unas pocas horas. No es de extrañarse el gran número de enfermedades digestivas que, de uno u otro modo, resultan del agotamiento, del trabajo incesante que impide eliminar las toxinas acumuladas día a día, desajustando el delicado balance entre desgaste y recuperación.

Habiendo comprobado los beneficiosos efectos del ayuno
, muchos sabios de la antigüedad introdujeron en las religiones el mandato de ayunar: los Católicos y otros Cristianos durante la Cuaresma, los Judíos el Día del Perdón, los Hinduístas en el Ekadashi, 11 días después de cada Luna Llena. También los Pueblos Islámicos o Musulmanes tienen una elevada estima por la práctica del ayuno.
Mahatma Gandhi, el líder de la India, quien en una ocasión ayunó durante cuarenta días, escribió en el periódico “Young India” del 25 de septiembre de 1.924: “Cuando existe un dolor que no podemos eliminar, debemos ayunar.” Hoy día, no tomaríamos esa frase al pie de la letra, porque el dolor es una alarma que ha de llevarnos a buscar ayuda en los entendidos. El dolor de una apendicitis aguda, si se ayuna y se demora, puede terminar en una peritonitis apendicular y muerte o graves secuelas. Podríamos mejorar esa errónea frase del Mahatma Gandhi escribiendo: “Cuando existe un dolor moral que no podemos eliminar, el ayuno puede devolvernos la alegría”;.

Pero de hecho, Gandhi ayunó casi un mes y medio, luego de lo cual vivió 24 años más, de intensa actividad, y si tres disparos no le hubieran quitado la vida a los 79, hubiera vivido muchos más, enérgico, lúcido y saludable.

Un ayuno tan prolongado es riesgoso. El tema ha sido muy minuciosamente estudiado a partir de 1.925, con los trabajos del Dr. Spencer. Se comprobó que en un ayuno de 24 días, la tercera parte del peso que se pierde no es grasa, sino músculo, incluso músculo cardíaco. El caso más serio, reportado por Garnett y colaboradores, fue el de una mujer joven, que ayunó para adelgazar. Murió de causa cardiaca. La autopsia reveló una gran reducción de miofibrillas en el corazón, lo cual Leer más…

Anuncios
Categorías:India, Nepal, Viajes, Yoga