Archivo

Archive for the ‘Yoga’ Category

Colesterol y Alzheimer: el asesino rápido y el ladrón de la memoria

25 de junio de 2013 2 comentarios

Si tu médico te ha ordenado un “Perfil Lipídico” para estudiar lo relativo al colesterol, habrás notado que este tema se ha vuelto más complicado que antes. La mayoría de la población habla de “el” colesterol como si fuera una sola cosa, cuando en realidad es un conjunto de muchas cosas. En esta nota pretendemos dejar claros esos puntos, y otros más que han pasado a formar parte de nuestras vidas cotidianas.

¿Qué son los Triglicéridos, el VLDL, el LDL y el HDL?

LAS GRASAS SON NECESARIAS, PERO SU EXCESO INFLAMA Y TAPA LAS ARTERIAS

Tanto nuestro asesino rápido (la enfermedad cardíaca coronaria que ocasiona infartos y muerte súbita) como el ladrón de la memoria que es la enfermedad de Alzheimer se trenzan como una hiedra con la genética, el sedentarismo físico y mental, los hábitos de nutrición, el aire, el agua y el dormir.

Placa de ateroma.

El colesterol “malo” puede obstruir arterias.

SI NO NOS CUIDAMOS POR NOSOTROS, HAGÁMOSLO POR NUESTRAS FAMILIAS

La mayoría de los lectores corren el riesgo de ser asaltados por el asesino rápido y por el terrible ladrón de la memoria, de manera que pongan atención acerca de cómo actúan y como defenderse de ellos. Los médicos probablemente les salvaremos de la mayoría de las enfermedades que torturaban y mataban a nuestros padres y abuelos antes de los 50, de manera que el asesino y el ladrón estarán al acecho para atacarnos después de los 50, cuando precisamente por fin, hemos aprendido a vivir.

Cuando también, los más débiles de nuestras familias, más nos necesitan. Cuando, luego de muchos años de luchar, podemos disfrutar de la vida, sabemos para qué estamos en este mundo y lo estamos haciendo bien. Es en esa época maravillosa de la vida, que el asesino y el ladron suelen atacar, echándolo a veces, todo a perder.

Como lo ha explicado muy bien Matt Ridley, existe una familia de genes llamada genes de las alipoproteinas, o genes APO, que existen en varios de nuestros cromosomas y por lo tanto en cada una de nuestras células. La variedad E, o sea la APOE se encuentra en nuestro cromosoma 19.

NOS TRANSFORMAMOS EN LO QUE COMEMOS

Cuando alguien se come una hamburguesa al pan con mucha mayonesa, huevos fritos y papitas, absorbe mucha grasa y con ella el colesterol, la molécula liposoluble a partir de la cual nuestro organismo elabora muchas hormonas. El hígado procesa esas materias primas y las vuelca en la corriente de sangre que fluye por nuestas arterias y venas.

EL REPARTO DE ALIMENTOS SE HACE A TRAVÉS DE LA SANGRE

Al ser insolubles en agua, el colesterol y los triglicéridos (grasas) resultantes han de subirse a una especie de camiones químicos que son las lipoproteínas.

CUANDO COMIENZA EL REPARTO, EL CAMION ES VLDL

Al comienzo del viaje, el camión de reparto cargado de colesterol y grasas (triglicéridos) se denomina VLDL (de Very Low Density Lipoprotein o lipoproteína de baja densidad). De ahí que tu Doctor, al examinar tus análisis, probablemente no le de importancia a la cifra de VLDL, y si al LDL o colesterol malo y al HDL o colesterol bueno, porque de ellos depende que nuestras arterias se tapen de grasa y puedan producir un infarto, una hemiplejia o trastornos mentales.

EL LDL ES NECESARIO Y NATURAL, ES SU EXCESO LO QUE ENFERMA

A medida que va descargando triglicéridos por el camino en las arterias del sistema circulatorio, se convierte en lipoproteina de baja densidad o LDL (Low Density Lipoprotein), también llamado “el colesterol malo”. Finalmente, cuando los camiones al final de su jornada han repartido todo lo que tenían que repartir, se convierten en lipoproteínas de alta densidad o HDL (High Density Lipoprotein), al cual los médicos cuando hablamos con nuestros pacientes le llamamos “el colesterol bueno”, que cuanto mas alto, mejor.

CUANDO EL REPARTO SE HA CUMPLIDO, TENEMOS MAS HDL

Como sucede con todos los camiones de reparto, el HDL regresa al depósito central de la empresa, en nuestro caso el hígado, para ser cargado con una nueva remesa de grasas y salir a repartir. Y repartirá todo lo que le demos para repartir, para bien, o para mal. Las moléculas de colesterol, son necesarios, son como ladrillos de construcción para fabricar hormonas y otras sustancias imprescindibles para nuestras vidas.

Sin colesterol no se producirían las hormonas que se expresan como belleza femenina o masculina. Lo que es malo es el exceso, que se acumula como el dinero, donde no solo no es necesario, sino que hace daños, a veces, un daño mortal.

Así como en una ciudad, habrá vehículos que recién comienzan a repartir, otros que están en pleno reparto y finalmente, los que ya han entregado toda su mercadería y vuelven vacíos a sus garages, en nuestra sangre, en todo momento hay Triglicéridos, VLDL, LDL y HDL. El Perfil Lipídico que le ordena tu médico le da la como una fotografía de la situación de su sangre cuando se hizo la extracción para el análisis.

Hasta aquí todo muy claro, ¿verdad? con nuestros eficientes camioncitos de reparto. Ahora que hemos entendido esto, vamos a complicar el asunto un poco mas.

EVITEMOS CAVAR NUESTRA TUMBA CON LOS DIENTES

Mencionamos las lipoproteinas APO, y la variedad APOE o APO-Epsilon, que por lo tanto tiene un aspecto graso (lipo) y una proteina. La proteina de la APOE desarrolla un trabajo de relaciones públicas: tiene como misión “hacer las presentaciones” entre la VLDL y un receptor celular que necesita ciertos triglicéridos. Por su parte, la proteina APO Beta del gen APOB hace que el colesterol se desprenda, o sea, es como el repartidor que baja los paquetes de la camioneta de reparto.

Con esta explicación es mas facil comprender que los genes APOE y APOB son los principales protagonistas de la enfermedad cardiaca, y son como esos jefes del narcotráfico que manejan las cosas desde las sombras pero son los culpables finales –sin quitar responsabilidad al dueño del carro de choripanes– de los infartos, muertes súbitas, ataques de hemiplejia y enfermedades cerebrales con perdida de la memoria.

EL CUERPO NO ES “UNA MÁQUINA PERFECTA”, OJALA LO FUERA

Si APOE y APOB no trabajan con eficiencia o hacen huelga y paros por turno, el colesterol y la grasa se quedan en la corriente sanguínea y se acumulan en las paredes de las arterias dando lugar a la arteriosclerosis. Los ratones de laboratorio”knockout” que no tienen genes APOE contraen la enfermedad de las arterias aun haciendo una dieta normal, y hasta con una dieta “hipolipemiante”.

POR QUE A VECES NO ALCANZA CON “ALIMENTARSE BIEN”

Ahí está la explicación a la conocida pregunta: Pero Dr., si yo no como grasas y cumplo con la dieta que me mandaron al pie de la letra, ¿por qué no me baja el colesterol? No solo los genes de las proteinas APOE y APOB sino tambien los genes de las lipoproteinas y de los receptores de las membranas celulares tambien pueden influir en los niveles de colesterol y triglicéridos en la sangre.

Podemos seguirla complicando, el APOE no es uno solo, sino que tenemos 3 tipos corrientes, E2, E3 y E4. Lo mejor es tener E3, pero el 7% de los europeos tienen el E4, lo cual implica un alto riesgo de padecer una enfermedad cardiaca precoz. Lo mismo les sucede al 4% de las personas, que tienen dos copias del E2. Estas personas tiene que cumplir una dieta muy prolija y ejercicio adecuado para estar al mismo nivel que otras personas que no tienen dicha predisposición genética. Afortunadamente, el 80% de las personas o más tenemos el E3, lo cual es favorable. Probablemente la selección natural llevó a esta composición de la población, porque los E3 han sobrevivido más y por lo tanto se han reproducido mas. Eso explica la otra extrañeza de alguna gente: Pero Dr. entonces ¿cómo es que mi vecina que come de todo nunca tiene colesterol?

LOS HABITOS ALIMENTICIOS VAN MODIFICANDO A LA HUMANIDAD

La cantidad de grasa y carnes grasas consumidas han hecho que estos genes varien de un país a otro. Lo importante es que, sea cual sea nuestra naturaleza hereditaria, si realizamos una dieta adecuada, disminuimos drásticamente la probabilidad de padecer enfermedad cardiaca. Pero los geneticamente predispuestos, ante pequeñas transgresiones, sufren graves consecuencias.

La Enfermedad de Alzheimer consiste en una abrumadora pérdida de memoria y de “personalidad”. Poco después de dejar de ser Presidente de los EEUU, Ronald Reagan no reconocía a su esposa y cuando era llevado de visita a la Casa Blanca no recordaba que había estado allí antes. Ello acompaña a la vejez en muchas personas, en algunos casos se produce en personas bastante jóvenes. El diagnóstico se hace en la autopsia: aparecen en las neuronas placas de proteina insoluble cuyo crecimiento las daña.

PODEMOS SER SALUDABLES A PESAR DE UNA HERENCIA DESFAVORABLE

El gen responsable es nuestro ya conocido APOE, en su versión E4. A menudo, las víctimas del Alzheimer tienen el colesterol alto. Para los que tienen dos genes E4 la probabilidad de contraerla es del 91% y la edad media de aparición es a los 68 años. Sin embargo, recientemente se encontró un hombre E4/E4 de 86 años con la plenitud de sus facultades mentales. Lo cual significa que debe haber muchísimas excepciones, porque estos sofisticados estudios se hacen solamente en trabajos de investigación muy especializados. Y ¿por qué hay gente que escapa al “destino” genético? No se han estudiado aún a fondo los hábitos y condiciones ambientales que pudieran influir favorablemente en esas personas.

Mientras la intensa actividad cientifica que se desarrolla en estos campos no avance hasta el punto de poder controlar la actividad de estos genes con los que nacemos y que llevaremos indefectiblemente durante toda la vida, hemos de prestar la mayor atención al ejercicio adecuado y la dieta adecuada, lo único concreto con que contamos al presente para eludir el fulminante ataque del asesino rápido e impedir la furtiva entrada del ladrón de nuestra memoria.

Anuncios

Los Cinco Principios del Yoga (con videos)

24 de junio de 2013 11 comentarios

Los yoguis creen que “la manifestación del espíritu se intensifica en proporción con el desarrollo y la salud del cuerpo y la mente en que está temporalmente limitado; por consiguiente, el yoga enseña métodos para ejercitar, desintoxicar y desarrollar una mente saludable en un cuerpo saludable.”

(Swami Vishnudevananda en El Libro del Yoga)

El cuerpo físico es considerado por los yoguis un instrumento o vehículo del alma en su camino de avance y progreso. Al igual que los vehículos que nos permiten movernos en tierra, mar o aire, el cuerpo físico tiene unas necesidades que se deben satisfacer para que funcione bien y dé el mejor rendimiento. Estas necesidades constituyen los cinco principios yóguicos que se indican a continuación:

El ejercicio adecuado es un aspecto importantísimo del Hatha Yoga, al cual se le dedica una hora cada día. Los ejercicios físicos, llamados asanas (en sánscrito, “postura firme”), como el Saludo al Sol (Clic aquí para ver video) mejoran la circulación sanguínea y la flexibilidad muscular, y ayudan a que las articulaciones, los músculos y otras partes del cuerpo se mantengan sanos y funcionen correctamente. Además de desarrollar y tonificar los músculos, las asanas benefician a los pulmones, el corazón y la circulación, las glándulas de secreción interna y el sistema nervioso.

La respiración adecuada proporciona el oxígeno necesario a los tejidos para combinarse con el hidrógeno (ion ácido) del metabolismo formando finalmente el agua endógena (H2O), neutralizando ese “tóxico” que genera la actividad. Si los iones hidrógeno se acumulan, células vitales se destruyen por acidez. Pero además, según los yoguis, la respiración tiene propiedades aun no aclaradas por la investigación académica, que permiten el acceso a un extraordinario potencial de energía. Las técnicas específicas de respiración yóguica, llamadas pranayama, producen unos beneficiosos efectos que conducen al rejuvenecimiento mental y físico del organismo. (Clic aquí para ver video)

La relajación adecuada refresca el organismo y permite un profundo descanso. Restaura los depósitos del neurotransmisor cerebral serotonina y disminuye la lactacidemia, lo cual va acompañado de una sensación de descanso, bienestar y cierta euforia. Durante el relax conciente, el sistema nervioso fortalece sus vínculos con cada región anatómica en un verdadero masaje psíquico, de modo que los mensajes del cuerpo puedan ser más “escuchados” por los sistemas integradores nervioso y endócrino. Cuando la mente y el cuerpo están agotados, su eficacia disminuye. La relajación es un método natural de revitalización del cuerpo y de la mente.

La alimentación adecuada suministra los diversos nutrientes: agua, proteínas, glúcidos, lípidos, vitaminas, minerales y oligoelementos. El cuerpo, rompiendo moléculas (catabolismo) obtiene de esas rupturas de enlaces químicos la energía necesaria para mantener su temperatura y trabajar, y crea las moléculas para renovarse y crecer (anabolismo). La alimentación yóguica incrementa el prana (según los yoguis, la energía de vitalidad), es adecuadamente balanceada a las necesidades diferentes de cada persona y procura alimentos limpios y naturales que favorecen el bienestar, cocinados con afecto y presentados con arte. Alimentarse bien es también ayunar. El ayuno es un arte en sí mismo. Clic aquí para aprender a ayunar con éxito

 

El pensamiento positivo y la meditación ayudan a gobernar la vida. La meditación regular despeja y sincroniza la mente así como mejora la capacidad de atención y concentración. La meditación proporciona coherencia. El pensamiento positivo mejora el medio interno y nos conduce a una vida de felicidad y armonía social, laboral y familiar.

Dr. Lorenzo Maceiras (2012)

Categorías:India, Yoga

El ayuno de un día: teoría y práctica del ayuno

24 de junio de 2013 2 comentarios

La alimentación y el ayuno son como las dos caras de una misma moneda que es la nutrición integral. Aceptamos que es saludable no trabajar durante un día y medio a la semana, y durante cuatro o cinco semanas en el año para descansar y recrearnos (re-crearnos, crearnos de nuevo.) Aceptamos que es saludable dormir una tercera parte de nuestra vida, para que los músculos, glándulas y el sistema nervioso se recuperen de las actividades diarias. Pero ¿qué hay de la digestión?

Algunas personas no dan tregua a sus órganos digestivos: estómago, intestinos, hígado, páncreas y glándulas asociadas a ellos. No ha aparecido el hambre señalando que un proceso digestivo se ha completado, cuando ya le entregan una nueva comida para procesar. Así se acumulan reservas que no se necesitan, bajo la forma de obesidad, con sus secuelas de hipertensión, cardiopatías, diabetes, artrosis y depresión psíquica. También se acumulan depósitos lípidos intra-arteriales (cardiopatía isquémica, enfermedad cerebro vascular).

Como un esclavo de un amo tiránico, el aparato digestivo de muchas personas no tiene un sólo día de descanso, a veces ni tan siquiera unas pocas horas. No es de extrañarse el gran número de enfermedades digestivas que, de uno u otro modo, resultan del agotamiento, del trabajo incesante que impide eliminar las toxinas acumuladas día a día, desajustando el delicado balance entre desgaste y recuperación.

Habiendo comprobado los beneficiosos efectos del ayuno
, muchos sabios de la antigüedad introdujeron en las religiones el mandato de ayunar: los Católicos y otros Cristianos durante la Cuaresma, los Judíos el Día del Perdón, los Hinduístas en el Ekadashi, 11 días después de cada Luna Llena. También los Pueblos Islámicos o Musulmanes tienen una elevada estima por la práctica del ayuno.
Mahatma Gandhi, el líder de la India, quien en una ocasión ayunó durante cuarenta días, escribió en el periódico “Young India” del 25 de septiembre de 1.924: “Cuando existe un dolor que no podemos eliminar, debemos ayunar.” Hoy día, no tomaríamos esa frase al pie de la letra, porque el dolor es una alarma que ha de llevarnos a buscar ayuda en los entendidos. El dolor de una apendicitis aguda, si se ayuna y se demora, puede terminar en una peritonitis apendicular y muerte o graves secuelas. Podríamos mejorar esa errónea frase del Mahatma Gandhi escribiendo: “Cuando existe un dolor moral que no podemos eliminar, el ayuno puede devolvernos la alegría”;.

Pero de hecho, Gandhi ayunó casi un mes y medio, luego de lo cual vivió 24 años más, de intensa actividad, y si tres disparos no le hubieran quitado la vida a los 79, hubiera vivido muchos más, enérgico, lúcido y saludable.

Un ayuno tan prolongado es riesgoso. El tema ha sido muy minuciosamente estudiado a partir de 1.925, con los trabajos del Dr. Spencer. Se comprobó que en un ayuno de 24 días, la tercera parte del peso que se pierde no es grasa, sino músculo, incluso músculo cardíaco. El caso más serio, reportado por Garnett y colaboradores, fue el de una mujer joven, que ayunó para adelgazar. Murió de causa cardiaca. La autopsia reveló una gran reducción de miofibrillas en el corazón, lo cual Leer más…

Categorías:India, Nepal, Viajes, Yoga

El inexpugnable Fuerte Rojo Mogol en Agra

13 de junio de 2013 1 comentario

Fuerte Rojo (Red Fort), Agra, India

Todo está como si no hubieran pasado casi mil años.


Fuerte Rojo (Red Fort), Agra, India

El impresionante foso en torno a la inexpugnable fortaleza, en la cual pueden observarse numerosísimos impactos de balas de cañón, hace cientos de años estaba inundado e infestado de cocodrilos y anguilas. 
Fuerte Rojo (Red Fort), Agra, India

La peculiar belleza y solidez de la arquitectura de los mogoles. Un Emperador mogol vivió aquí. 

Recepción en Hoteles Indios

En Agra hay dos lugares que no pueden dejar de visitarse: el Taj Majal, símbolo pétreo de una conmovedora historia de amor, y el Fuerte Rojo. Pero también hay que alimentarse. En India la comida es barata y excelente en los buenos hoteles y restaurants. Fuimos a este centro comercial, y, como en todos los establecimientos turísticos, nos hicieron sentir muy bienvenidos. Es característico que una o dos chicas jóvenes reciban a los huéspedes uno por uno, con una vistosa ceremonia en la cual te pintan un “bindi” en el entrecejo, el sitio anatómico que corresponde al Ajna Chakra o “tercer ojo”.

Agra, Fuerte Rojo, recepcion con bindi

El bindi (del sánscrito bindu, cuyo significado sería el de ‘gota’, ‘pequeña partícula’ o ‘punto’) es un elemento decorativo de la frente utilizado en Asia meridional (principalmente India) y el Sudeste Asiático. Tradicionalmente, es un punto de color rojo coloreado en la parte central de la frente, cerca de las cejas, pero también puede ser un signo o una joya lo que se porte en vez del punto.

Dr. Lorenzo Maceiras (2013)

Categorías:India, Viajes, Yoga

Varanasi (Benarés). En su escudo se lee “Satyát Násti Paro Dharma”: No hay Religión más elevada que la Verdad.

Estacion de Trenes de Benares o Varanasi

La Estación de Trenes de Benarés o Varanasi, a escasos kilómetros del Ganges. Miren esta foto. Luego de vivir tales experiencias y volver al Uruguay, lo más notorio fue sentir con qué facilidad nos ahogamos en un vaso de agua. Sentía que nuestros problemas son tan pequeños que si me quejo, me siento un ridículo y un desagradecido con la vida. Lo cual no significa que no trabaje duro para mejorar mi entorno y progresar en todo sentido también personalmente. Bueno, si no trabajas para el progreso de otros, no crecerás verdaderamente tu, eso se aprende rápido en Oriente.

En India viven también 200.000 de los ricos más ricos del mundo según Forbes. Y en Silicon Valley, la mayoría de los técnicos e ingenieros por lejos, son indios. Bangalore es un polo tecnológico mundial como Silicon Valley en California. Pero volviendo a estos devotos peregrinos, no tienen dinero para alquilar un alojamiento, y duermen en el piso, en la estación, a la espera del amanecer para ir a las ceremonias en el río sagrado. Como hinduístas, deben peregrinar al menos una vez en la vida a la ciudad más santa de la India. Los que no tienen para el pasaje, han venido en el techo de los trenes, atravesando cientos de kilómetros para llegar al corazón geográfico de la India. La mayoría tienen sólo lo puesto, y si han comido hoy, no saben si comerán mañana.

Lorenzo Maceiras (2012)

Categorías:India, Viajes, Yoga

Hay que sufrir para no sufrir…

26 de junio de 2011 2 comentarios

” … sufrir las privaciones de la dieta y del ayuno, para no sufrir obesidad, diabetes, dislipemia e insuficiencia renal, sufrir las fatigas del gimnasio para no sufrir los estragos del sedentarismo, el derrumbe de la columna vertebral, las torturas de la artritis y de la artrosis, sufrir las elongaciones extremas de Ashtanga Yoga y Pilates, para estimular nuestra corteza cerebral y no sufrir la degeneración cerebral, practicar pranayama para tener más energía y no sufrir astenia, depresión y bajones de nuestra autoestima. La vida humana sobre la Tierra conlleva el dolor como una sombra, pero podemos elegir la forma más inteligente y amena de sufrir. La solución no viene en comprimidos.”

Categorías:Yoga